fbpx

Salud Mental: Padres sanos – Hijos sanos

La Revista Médica de Chile publica en mayo del 2007 una investigación acerca de la salud mental de los hijos con madres deprimidas consultantes a servicios de atención primaria. Dentro de la investigación se observa que “en Santiago, se ha estudiado la salud mental de población escolar básica (6 y 11 años), encontrando una prevalencia de 15% de problemas emocionales y conductuales. En familias pobres de Santiago se encontró una asociación entre características psicológicas maternas y riesgo de salud de sus hijos, proponiendo incluir en los programas de salud infantiles la salud mental de las madres. Sin embargo, en nuestro país no se ha estudiado específicamente la salud mental de hijos de mujeres deprimidas”, a diferencia de otros países como Estados Unidos que obtienen como resultado la tendencia de los niños a tener el mismo problema emocional de los padres.
Con esto, debemos darle especial énfasis al rol parental y a la salud mental de los padres que crían. Entendiendo además que en el siglo XXI la crianza de los hijos ha tenido un cambio estructural de acuerdo a las responsabilidades que tenemos hoy. En la actualidad encontramos tantas maneras de ser padres como personas quieran serlo.

La parentalidad la enfrentamos todos de distinta manera, aunque en el fondo existe la similitud de velar por el bienestar integral de nuestros niños en el presente y futuro, formando personas capaces de enfrentar el mundo actual con las herramientas adecuadas. Para ello siempre entregamos lo mejor que podemos dar, sabiendo que ningún bebé viene con un manual bajo el brazo ni que existe una receta específica de cómo criar “adecuadamente” o qué necesidades son las que enfrentaremos en el proceso. Es aquí donde se producen los cuestionamientos, muchas veces comenzando en el embarazo y que no somos capaces de visualizar a tiempo, generando problemas en la salud mental de las madres y/o padres, conflictos de pareja, tendientes a que siempre hemos de priorizar el bien de los otros por sobre el nuestro. Según diversos estudios el 20 % de las mujeres embarazadas sufre de algún problema psicológico (trastornos depresivos y/o de ansiedad) que puede perjudicar el vínculo entre madre e hijo.
Tu familia no necesita una madre o un padre con ataques de histeria o con constantes enfermedades acrecentadas por el poco cuidado que le has dedicado a tu cuerpo. Los jefes de hogar felices le darán felicidad al resto de su familia, existirá mayor comprensión a los problemas y encontrar la solución será más simple. A diferencia de un ambiente hostil, con padres estresados, que transmitirán lo mismo a sus hijos. En la cotidianidad lo ejemplificamos dentro del hogar con las tareas: una madre o padre estresado/a no tendrá paciencia para que el niño o niña las realice al tiempo que él o ella necesita, si no que el adulto antepondrá la carencia de tiempo que posee por sobre la necesidad de aprender que tiene su hijo, y debido a su impaciencia genera el mismo estrés al niño o niña que se siente abrumado por no poder terminar la tarea en el tiempo que el adulto le exige a pesar de intentarlo.
Los niños son especialmente sensibles a las activaciones en situaciones de estrés, afectando su salud, tanto emocional como biológica, porque su cerebro y cuerpo todavía se están desarrollando. De acuerdo a esto, es fundamental entender la importancia de la estabilidad emocional de los adultos que crían y su entorno, es decir si ambos padres se encuentran en un estado emocional saludable, entonces el hijo o hija aprenderá lo mismo.

Algunos tips para prevenir conflictos en el hogar o trabajarlos adecuadamente en las familias:
– El diálogo es la base de todo proceso de resolución de conflictos.
– Eviten las malas palabras a la hora de llamar la atención y entre ustedes mismos. Enseñemos a nuestros hijos a relacionarse desde la comprensión y empatía.
– Nadie es perfecto. El hecho de comprender esta afirmación para todos los miembros de la familia genera mayor disposición a perdonar y comprender las equivocaciones de los demás.
– Demuestren interés a tus hijos. Expresa lo que significan para ti y valora sus acciones positivas.
– El ser padres nos genera un rol “superior” frente a nuestros hijos, es por esto que debemos evitar la terquedad, aprendiendo a pedir disculpas y reconocer tus errores.


– Trabaja tus temas personales fuera del hogar. Todos a lo largo de nuestra vida hemos tenido temas no resueltos que la mayoría de las veces nos generan un daño en la vida adulta y es transmitido en la crianza, (daño transgeneracional) debido a esto la importancia de comprender, solucionar y rearmar estos temas personales. Sanar.
Actuar con sabiduría es la clave de toda buena decisión y eso opera en todo ámbito de la vida. Hoy quiero enfocarlo en la crianza, en las acciones que realizamos en beneficio de nuestros hijos. Mi consejo es que se sanen, informen y críen felices para tener hijos felices.

Constanza Jadue 

Trabajadora Social 

 

Imágenes:Genial.Guru

Camila Cruz

Periodista - Directora Nosotraselblog.com

Emprendedora V región Periodista. Directora de Nosotraselblog Maquilladora Profesional Doglover

Sin comentarios aún

Los comentarios están cerrados para esta publicación.

 

Nosotras que lo queremos todo, es el primer portal femenino desde la V región.

Contáctanos: contacto@nosotraselblog.com

SÍGUENOS EN:

NEWSLETTER